La Videovigilancia IP es una tecnología que combina los beneficios analógicos de los tradicionales CCCTV con las ventajas digitales permitiendo la supervisión local y remota de imágenes y audio. También nos permite el tratamiento de las imágenes para aplicaciones como el reconocimiento de matrículas o facial.
La implantación de videovigilancia IP es más económico debido a que se puede aprovechar la infraestructura de la red informática de la empresa y asi ahorrar en costes de infraestructura.

Puede descargar nuestro catálogo de cámaras a través de nuestro formulario.